Mi anarquismo y otros escritos – Rafael Barrett

Tipo: Ensayo
Publicación: 1ra edición 2015
Número de páginas: 128 págs.
ISBN: 978-956-9261-10-7
Medidas: 21 x 14 cms.

“¿Qué hacer? Educarnos y educar. Todo se resume en el libre examen. ¡Que nuestros niños examinen la ley y la desprecien!”

¿Dónde ha quedado la obra de Rafael Barrett? Escritor y polemista inquieto, sus escritos se reparten en las más diversas publicaciones de Asunción, Buenos Aires y Montevideo. Su escritura se asemeja a un relámpago, instante que, al igual que el Tiempo, huye para circular libre en la atmósfera del pensamiento.

Descrito por Jorge Luis Borges como un “espíritu libre y audaz” y aclamado por Augusto Roa Bastos como quien “nos enseñó escribir a los paraguayos”, Rafael Barrett diseminó su obra con generosidad y fecundidad, proyectando hacia el porvenir una idea viva de la libertad y la comunión humana. De ahí que, a más de cien años de su fallecimiento, nos sorprenda la vitalidad y actualidad de su pensamiento, que celebramos, justamente, con la edición de “Mi anarquismo y otros escritos”.

Esta selección pretende ser una entrada ligera y profunda al inquieto pensamiento de Barrett, enfocándose principalmente en su filiación a las ideas anarquistas y a la sustancia filosófica que cruzó su pensamiento: Son sus postulados acerca de la ciencia, la política, la estética y el amor los que deambulan a través de este título. Es un vistazo, evidentemente, a uno de los autores más prolíficos y sinceros que han florecido en el continente americano.

Leer versión digital


RAFAEL BARRETT (1876-1910) Transcurre sus primeros años en Madrid, donde estudia Ingeniería y traba amistad con diversos escritores de la Generación del 98′, como Pio Baroja y Ramiro de Maeztu. Tras un percance con el Tribunal de Honor, Barrett abandonó Europa y se instaló en Argentina, donde comienza a colaborar en publicaciones como El Tiempo y El Correo Español. En 1904, como corresponsal, viajó a Paraguay para cubrir los acontecimientos de la Revolución Liberal. Decide vivir en Asunción. Para 1907, trabajando como agrimensor y agudizando su rol periodístico, viajó por todo Paraguay, conociendo a fondo la vida en los yerbatales, donde, en condiciones de esclavitud, trabajan los mensúes. Así inicia su filiación a las ideas anarquistas, fundando, en 1908, la revista Germinal. Ese mismo año presentó los primeros síntomas de tuberculosis. Debido a su labor periodística es deportado. Se estaciona en Montevideo, donde continúa publicando. En 1909 decide volver a Paraguay, cruzando clandestinamente la frontera. Durante esos años, escribió en distintas publicaciones, logrando gran reconocimiento en los alrededores del Río de la Plata. Con espíritu crítico y un corazón abierto, Rafael Barrett falleció al año siguiente, víctima de la tuberculosis. Tenía 34 años. Pocos meses antes, recibe un ejemplar de Moralidad actuales, el único libro que publicó en vida.